EL LENGUAJE SIMBÓLICO DE LA ESCRITURA

SU INTERPRETACIÓN DESDE LA GRAFOLOGÍA

El simbolismos de la escritura
La grafoloía nos aporta conocimiento sobre la psicología humana

La grafología

   La grafología tiene mucho que aportar aún al conocimiento de la psicología humana. Es una herramienta de indagación del mundo emocional que siempre hizo gala de explorar el carácter y el temperamento a través de la observación de la escritura.

 

   Escribir es una acción neuronal, es una conducta psicomotriz, que, es capaz de impregnarse de su propia esencia mental (cerebral) para llevar con ella el simbolismo con que nacen las emociones humanas.

 

Contenidos de mi libro

Tengo el placer de presentar a lo largo del libro diez novedosos cuestionarios grafopsicológicos (o psicografológicos) como ejercicios prácticos de indagación del psiquismo y, que cualquier persona pude ir experimentando con sus propias muestras manuscritas.

 

   También adquiriendo un cuadernillo complementario denominado “©GRAFO - Cuestionarios psicografológicos”, podrá tener recopilado el material evaluativo aquí exhibido para una aplicación profesional individual, e incluso para pequeño grupo. Este libro vale como manual, aunque no es propiamente una guía. Asimismo en el anexo final recogemos en un formato menos manejable el contenido del cuadernillo antes citado.

Cuestionario psicografológico
Veinte rasgos de la personalidad

   Los cuestionarios aluden a diez factores bipolares de la personalidad que se trabajan a través del análisis morfológico de la escritura. Estos diez factores bipolares son en realidad 20 dimensiones psicológicas:

 

[1 .Personalidad Emotiva (E)-No Emotiva (nE); 2. Personalidad Activa (A)-No Activa (nA); 3. Personalidad Primaria (P)-Secundaria (S); 4. Personalidad Eficaz (Ef)-No Eficaz (nEf); 5. Sensualidad Eros (Er)-Tánatos (T); 6. Fuera de Sí Mismo (Fs)-Dentro de Sí Mismo (Ds); 7. Personalidad Perturbable (Pe)-Imperturbable (Imper); 8. Sensibilidad (Sen)-Insensibilidad (Isen); 9. Síntesis (Sin)-Dispersión (Dp); 10. Creatividad (Cre)- Realismo (Re)]

 

   Además de representarlos gráficamente en porcentajes, se deducen indirectamente cuatro factores bipolares secundarios:

 

[A. Personalidad Expansiva–Interiorizada; B. Personalidad Estable –Inestable; C. Autoestima Positiva–Negativa y D. Personalidad Blanda–Dureza]

Capítulos

   El libro analiza el origen de la escritura como una manifestación singular de la mente y el cerebro en diez capítulos amenos para su lectura:

 

[ “Somos como escribimos”, “Seres proyectivos y simbólicos”, “La danza de la escritura”, “El milagro de escribir”, “Sumi_e y la grafoterapia”, “Ejercicios de grafoarmonia”, “Cuestionarios psicografológicos, “Evaluación global de la personalidad”, “Autocontrol y espontaneidad”, y un “Anexo: Cuestionario grafológico”] repleto de ejercicios prácticos y claves de interpretaciones morfológicas de la escritura.

Enfoque

   A través de la obra se dan claves sobre autores y fórmulas para la interpretación grafológica. Asimismo, también exponemos cómo el cerebro adquiere la habilidad de la escritura a través de los hábitos escolares. Se analiza cómo la mente se proyecta asimismo en los dibujos, en la comunicación no verbal, hasta que llegamos a un capítulo muy especial y original que se relaciona con la grafoterapia.

Sumi-e
Sumi-e y la Grafología

   Los orientales ven en la caligrafía una expresión de la espiritualidad más profunda (Zen) y que en Japón se conoce como “Sumi-e”. En el libro proponemos diversos ejercicios para trabajar la misma idea pero con nuestros signos lingüísticos pues el abecedario es una simplificación de otras lenguas mucho más arcaicas basadas en ideogramas, o símbolos. Las letras aluden a sonidos mágicos y misteriosos, por eso proponemos aquí una grafoterapia al estilo “Sumi-e”

 

   Y para terminar, indagamos cómo cada persona tiene de igual forma sus propios códigos cuando escribe de manera autocontrolada (muestras manuscritas Tipo B), e igualmente desarrolla un control con otra singularidad en una escritura de carácter social (Tipo A). Ambas expresan el mundo emocional de los seres humanos.

 

 

El Autor (Febrero de 2011)