PAUTAS Y GUÍAS EDUCATIVAS DE PADRES



Temas de familia

Haciendo click en los artículos de esta sección podras leer en formato digital (pdf) temas relacionados con la familia, y bajarlos al ordenador si quieres.

 a: El conflicto en la familia: fómulas para tratar el conflicto necesario.


LA FALTA DE ATENCIÓN: ¿CÓMO AFECTA EN PRIMARIA?

Fata de Atención
La falta de atención puede llegar a ser un problema en la Primaria

La dispersión es normal en el transcurso del desarrollo madurativo pero no cabe duda que esta capacidad es clave dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje en los primeros cursos de escolarización. Cuando se llega del primer al segundo ciclo de la primaria con un déficit atencional significativo estamos ante una cuestión que perjudica los aprendizajes. 

 

La falta de atención a veces está enmascarando otros problemas más básico relacionados con los hábitos básicos. Con ello el niño está impedido para poner en juego su potencial tanto intelectual como efectivo con relación a la capacidad de aprender.

 

Consecuencia: El alumno se retrasa y puede ser que provoque un posible fracaso escolar.

 

El niño puede verse afectado por otros procesos mentales como la memoria y la percepción, tan estrechamente relacionados con aprender. Quién no percibe y no codifica adecuadamente los estímulos sensoriales tiene dificultades de este tipo. Los niños con déficit atencional les está sucediendo precisamente eso, y asimismo se producen otras alteraciones del comportamiento y fallos en la atención-concentración.

 

Hay un gran número de ellos que se ven ligeramente afectados, no siendo algo realmente preocupante, pero se ven perjudicados:

 

  • No están el tiempo suficiente con la tareas escolares.
  • Se produce cansancio inmediato.
  • Se desmotivan.
  • Abandonan antes de que logren un rastreo, o una comprensión, una eficacia, sobre lo que se les pide con relación a las tareas. 

 

 

La atención
Se debe aprender a focalizar las actividades cognitivas.

Si se habitúa a esto y no sigue convenientemente las instrucciones del profesor (o los padres) a la larga, los "malos hábitos atencionales" son un auténtico lastre en la escolarización, y el paso, por ejemplo, del primer al segundo ciclo de la primaria se tornan cuestiones que deben tratarse adecuadamente por los especialistas.

 

La atención orienta cognitivamente la mente para seleccionar los estímulos adecuados. El niño debe saber focalizar y concentrar las diversas actividades cognitivas a sus objetivos e inhibir otros asuntos colaterales que estén sucediendo en una situación determinada de aprendizaje. Esto es lo que el niño tiene que reaprender cuando ha adquirido "malos hábitos atencionales", además de aprender a disfrutar motivacionalmente con la tareas:

 

  • Quiero hacer esto.
  • Me gusta hacerlo.
  • Puedo hacerlo y siento orgullo por ellos.
  • Soy capaz de empezar y terminar.
  • Primero hago una cosa y luego otra...

 

Que un niño se reeduque en esta línea resulta fundamental para poder normalizar su rendimiento escolar, y en cualquier caso es un asunto que hay que trabajar día a día tanto en casa como en el colegio.

 

La dispersión
Debe saber qué hacer y cómo hacerlo

Factores que debemos siempre estimular en los niños frente a las tareas escolares:

  • Que esté mental y psicológicamente dispuesto (en vigilancia o alerta).
  • Que se provoque una atención suficiente a través de la novedad, la singularidad, y el interés, el contraste de lo que se  le propone.
  • Hay que desarrollar la voluntad del niño para que se dé cuenta lo que hay que hacer en cada momento (principalmente en el aula).
  • Padres y profesores deben apoyan continuamente al alumno para que atienda  y sepa hacerlo, dirigir o direccionar la atención, de manera que se dé cuenta de cuando está atento y cuando no, y sus consecuencias ("Estar disperso lleva a fracasar en las tareas y eso no es bueno", "Estar atento nos lleva a tener éxito en la tareas y eso es positivo").

 

Diversas estrategias:

  • Que se fijen visualmente en las cosas.
  • Que enfoque la actividad tanto visual como auditivamente.
  • Que se acostumbre a contrastar todo tipo de tareas escolares: comparando, comprobando, verificando, revisando, corrigiendo, hablándose mentalmente sobre lo que hace...

 

Debe aprender a percibir interiormente que:

  • Lo estoy haciendo muy despacio, sin prisa, con cuidado.
  • Lo hice deprisa, me fijo muchos, miro todo y lo comparo.
  • Soy capaz de observar al modelo y hacerlo igual con todos sus detalles.
  • Me distraigo.
  • Me canso.
  • Me fijo.
  • Escucho y entiendo.

 

Enseña a que en el día a día el niño sepa:

  • Revisar las tareas.
  • Mirar bien a las cosas.
  • Trucos que eviten las distracciones.

 

Al final todo será un éxito si el niño es capaz de saber "qué hacer", "en que consiste la actividad, "qué estrategia se pondrá en funcionamiento".


“EGOCENTRISMO”, APRENDIZAJE Y “DESORDEN” CONDUCTUAL

Nuevas experiencias
Nuevas experiencias

Los niños, durante la infancia, entran en un territorio de desarrollo madurativo extraordinario; descubren  dimensiones sobre la realidad para ellos antes desconocidas, gracias al desarrollo de sus capacidades;  se permiten relaciones sociales altamente sofisticadas y ganan en objetividad frente al mundo que les rodea.


Es verdad que todavía no han superado su fuerte egocentrismo, pero, ahora, son  más sociables, toleran más y mejor demorar la satisfacción del deseo de forma inmediata, lo cual no deja de ser una conquista de la personalidad muy significativa.

 

Esto último resulta esencial para la educación en la infancia donde la  familia juega un papel muy importante. Cuando el niño “domina” más y mejor sus impulsos también pueden centrarse con mayor eficacia sobre las tareas de aprendizajes propias de la edad, y pueda seguir las normas que implican atención y el  cumplimiento de los requisitos que exigen las actividades escolares.

 

Muchas veces los profesores, y los padres, se preocupan porque el niño no logra madurar y desarrollarse todo lo que debiera, y se retrasan en su maduración y desarrollo.

 

- ¿Le pasa algo a mi hijo?

 

- ¿Qué debo hacer para ayudarle?..

 

Educación en la familia
En la familia hay que educar

La falta de hábitos de autonomía, el exceso de hiperprotección, no estimular adecuadamente al niño en su momento, preocuparse en exceso y resolverle todas las cosas; o lo contrario, dejarle libre de límites o de normas, etcétera, pueden hallarse entre las causas de muchos retrasos en los aprendizajes, o provocar comportamientos desajustados, o favorecer conductas de llamadas de atención muy diversas; también  alteran la alimentación, el sueño, el control del pis…; el niño está más empeñado en llamar la atención de sus padres que en comer, o en dormir, o en centrase en algo, o…

 

¿Causas? Muchas, y muy variadas.

 

  • La rivalidad entre hermanos en un proceso natural de aceptación y socialización dentro del ambiente familiar que puede producir muchos síntomas en los niños.
  • La falta de apetito, a veces, no tiene raíces somáticas sino que son “desordenes” en la interacción (comunicación afectiva) entre padres e hijos.
  • Hiperproteger  en exceso produce el efecto de la “gallina y sus huevos”, el niño se ve introducido en una burbuja que poco tiene que ver con la realidad, así que en los medios sociales (por ejemplo, en aula) estos niños fracasan en la interacción social, o pueden no seguir el ritmo que piden las actividades de aprendizaje…
  • Padres muy permisivos “producen” hijos muy desordenados.

 

Los padres deben equilibrar las proyecciones que hacen sobre sus hijos. No es positivo estar muy angustiados por cualquier cosa pero tampoco es bueno “pasar de todo”. El “No” absoluto hay que evitarlo, pero, también debemos educar a nuestros hijos en los límites de la lógica que imponen las situaciones y las cosas.


¿ES MI HIJO EMOCIONALMENTE INTELIGENTE?

Inteligencia emocional
La socialización equilibrada y postiva activa la inteligencia y la integración

No todo es razonamiento, pensamiento lógico y análisis en el ámbito de la inteligencia para adaptarse “bien” a las cosas de la vida. Existen muchas formas de ser inteligente (inteligencias múltiples)  y una de ellas está estrechamente ligada a lo emocional.

 

¿No es acaso un niño más emocional que racional?

 

Por tanto, si la faceta emocional le es tan esencial no educarla resulta a todas luces inadecuado. Toda educación (familiar o escolar) deberá tener en cuenta a la inteligencia emocional como un factor importantísimo relacionado directamente con la motivación y el aprendizaje, pero principalmente con la interacción, la comunicación y la socialización, y claro está: con el equilibrio de la personalidad.

  

Hay que lograr:

  • La adaptación personal en diversas facetas de la vida, principalmente en terreno del logro social. Comunicarse eficazmente con los demás.
  • Tener motivación, ánimo y autoestima para lograr las cosas que nos proponemos.
  • Saber resolver los conflictos interpersonales que las relaciones llevan, y adaptarnos a las circunstancias.
  • Tener empatía (saber ponerse en lugar del otro).

 

A veces no es tan esencial la inteligencia lógica que te llevan al mundo del conocimiento como aquellos otros aspectos que te encumbran al terreno del equilibrio emocional feliz.

Lo emocional es fundamental para lograr un grado de felicidad aceptable en la vida
Lo emocional es fundamental para lograr un grado de felicidad aceptable en la vida

¿Podemos educar en habilidades emocionales a nuestros hijos?

 

Esta cuestión ha despertado un  interés inusitado en los medios escolares y familiares desde hace algún tiempo. La cuestión principal es si sabemos educar en las emociones.

 

Qué educar:

  • Que conozca y estimule su autoestima y crezca con una valoración positiva de sí mismo.
  • Que reconozca que en el interior se producen muchas emociones que hay que identificar y además saber cómo reaccionar ante ellas, tanto con las propias como con las de los demás.
  • Debe aprender a exteriorizar los sentimientos, y controlarlos. Los que viene de fuera y los que se generan en su interior.
  • Deben aprender a ser inteligentes con los demás. Hay emociones negativas que hay que saber trasformar y que afecta a la interacción con el otro (celos, ira, enfado, desánimo, ansiedad, tristeza).
  • Hay que aprender a transformar las  experiencia emocionales negativas en  positivas (alegría, optimismo, confianza, tranquilidad, empatía, paciencia, generosidad..).
  • La habilidad social tiene mucho que ver con la empatía, saber ponerse en lugar del otro, y luego también aprender a comunicarse  de forma verbal y no verbal, reconociendo los contenidos y las formas de las conversaciones son importante conducirlas bien para hacer amigos.

Y muchos asuntos más son importantes en el tema de la inteligencia emocional, que los padres y profesores deben tratar de educar en sus hijos.

 


El LARGO CAMINO DE LA INFANCIA

Infancia
Un niño nunca es pequeño con relación a sus iguales

La infancia es un largo camino de desarrollo de la personalidad donde la afectividad, los sentimientos, las emociones, se mezclan con los aprendizajes y el desarrollo de la inteligencia; de tal modo que todo se globaliza, en el sentido de que cualquier asunto afecta a todo lo demás…

 

Aprender no es independiente de los sentimientos, ni cualquier sentimiento es neutro para los aprendizajes.

 

Dupré diría que vuestro hijo/a infante se mueve en una estrecha relación  entre la motricidad, la inteligencia y la afectividad, y que hay ya una preponderancia de lo mental frente a los motórico.

 

Posee una inteligencia dominada por lo simbólico y subjetivo y con claros visos de gran complejidad en la objetividad.

 

Ahora más que lo puramente motórico  desarrolla su potencial mental con el uso del  lenguaje. Tienen ya unos niveles de entendimiento, o conceptualización, muy sofisticados.

 

Sus posibilidades son muchas frente al manejo gramatical en uso de múltiples formas verbales y uso preposicionales.

 

Muestra una personalidad muy amplia y rica.

 

Por eso los adultos debemos ser sumamente sensible a la hora de darles todo aquello que se merecen, y esto no significa que los llenemos de cosas y de capricho, en absoluto.

 

Recuerda que un niño es pequeño con relación al adulto pero nunca con relación a sus iguales, eso te llevará a ser razonable y ponerte en su lugar adecuadamente.

 


ESTRATEGIAS PARA ESTUDIAR CON EFICACIA EN LA SECUNDARIA Y ÚLTIMO CICLO DE PRIMARIA

Estrategias de estudio
Consejos para tus hijos o alumnos

Es ésta una buena oportunidad para reflexionar sobre la estrategias más idóneas que un estudiante debe emplear y para que las tenga presentes a la hora de ESTUDIAR. Son orientaciones prácticas, válidas para siempre, que deberías trabajar con tu hijos, o en alguna tutoría con tus alumnos si eres profesor.

 

ESTUDIAR es una labor intelectual que exige poner en juego muchas capacidades cognitivas, y...

  • Una gran dosis de motivación personal.
  • Buena voluntad.
  • Ánimos a raudal.

El estudio requiere de un esfuerzo organizado y nunca es una tarea sencilla. No dejes de poner en práctica los siguientes consejos que a mi me fueron dados por un profesor veterano y experto, para llevar a buen puerto y tener éxito en los estudios.

 

Sigue estos sugerentes consejos:

 

Ten siempre presentes estos tres verbos que pueden ser la clave para conseguir lo que te propongas:

  • Tú QUIERES
  • Tú PUEDES
  • Tú DEBES

 

1: Procura dejarte llevar más por la esperanza del éxito que por el miedo al fracaso; si bien a veces pueden ser necesarios los fracasos para lograr el éxito ya que aquellos te pueden motivar para reflexionar y tomar firmes decisiones (“De los errores se aprende”).
 

 

2:El esforzarse por el éxito fomenta la ilusión; el miedo al fracaso produce desaliento, ansiedad y provoca la autoestima baja. El primero te motiva al decir (“Yo  puedo”). El segundo todo lo contrario.

 
3: Para que logres el éxito, no cuenta tanto la capacidad intelectual, cuanto la constancia y el esfuerzo en el estudio. Una persona muy inteligente pero desmotivada, apática y pasiva puede tener grandes fracasos; y otras con capacidades normales, pero motivada, puede conseguir grandes éxitos.

Método de estudio
Todo es más fácil mediante un método y unas estrategias de estudio

 

4: El éxito sólo se consigue superando dificultades a base de concentración: mientras se estudia no se puede tener la mente ocupada en otras cosas, porque te impiden realizar bien lo que estás realizando desviando tu atención.
 
5: A base de constancia: si algo no entiendes o no te sale bien, nunca te desanimes ni te estanques; inténtalo cuantas veces sea necesario para que logres que te salga bien: ten siempre una gran dosis de confianza en ti mismo y si necesitas la colaboración de algún profesor, o de otra persona, pídela sin ningún reparo; ellos no te van a hacer el camino; tienes tú que hacerlo; pero te lo pueden allanar., sobre todo, afianzando bien las bases fundamentales de lo que estás estudiando. 

 
6:La fuerza de voluntad sólo se logra ejercitándola; para ello es necesario adquirir hábitos de estudio que a la vez se logran con la repetición de actos que se deben hacer a su debido tiempo sin permitirte ninguna excepción aunque te cueste esfuerzo.

 
¿Cuáles son las pautas que debes seguir para lograr tener fuerza de voluntad?

 

  • Lo primero que necesitas es motivarte: “Qué pretendo conseguir”.
  • Después viene la decisión: “Debo hacer lo que tengo que hacer” sin buscar disculpas ni aplazamientos: “Lo que tengas que hacer hoy, no lo dejes para mañana”.
  • Y finalmente ejecución: “Lo realizo”. En la realización debes  poner todos tus sentidos concentrándote en lo que haces sin divagaciones ni distracciones.
Estudiar con eficacia
Hay que motivarse y no dejarse llevar por el pesimismo


7: Procura subrayar las ideas más importantes de cada párrafo; y luego, con tus palabras haz una síntesis de cada lección y haz un esfuerzo para retenerla. Nunca te aprendas las cosas de memoria si no las entiendes, porque ésta te puede traicionar y dejar la mente en blanco. Una cosa es retener lo esencial en la memoria, y otra, aprenderlo todo de memoria.


8: Una vez que has conseguido realizar con éxito lo que te has propuesto viene la satisfacción de sentirte contento contigo mismo; si a esto se añade un premio por parte de tus padres, bienvenido sea.


9: El triunfo se logra haciendo las cosas que exigen esfuerzo y tesón aunque para ello tengas que renunciar a otras cosas que te gusten o te apetezcan. Debes aprender a establecer prioridades y tener bien claro qué es lo más importante y ser consecuente con ello.


10: Para tus estudios, debes ver cuáles son las horas de mayor rendimiento y dedicarte a ellos evadiéndote de otras cosas accidentales.

El estudio
Sigue tu agenda de trabajo

11: Las personas con “éxito” no nacen, se hacen poniendo en ejercicio todas sus posibilidades.


12: Lleva al día todos tus estudios que es lo más importante; después tienes derecho al descanso, a dedicarte a tus cosas, a convivir con tu familia y a relacionarte especialmente con tus amistades.


13: Nunca te compares con los demás; compite contigo mismo/a según tus posibilidades. Si logras convencerte de lo que debes hacer y lo haces con responsabilidad, esto te puede llevar a que tu vida externa se realice también responsablemente.


14: Sigue con interés las clases, tomando apuntes de lo más importante; pregunta si algo no entiendes; la atención en clase te puede ahorrar mucho tiempo de estudio.


15:Ten una agenda y programa en ella todo lo que tienes que hacer diariamente y semanalmente.


EDUCAR A LOS NIÑOS SEGÚN LA IDEA DE UNA PROFESORA DE INFANTIL (A. O.)

Educar a los niños en un centro
Criterios para educar en un centro educativo
  1. Al principio predomina lo social sobre lo profesional en el proceso educativo. 
  2. A medida que se superan cursos y ciclos adquiere peso el componente profesional de la educación. 
  3. Con carácter general, el Colegio es el lugar de inicio del descubrimiento del mundo y del verdadero yo de la persona a través de sus primeras relaciones con los demás.
  4. La educación es muy importante durante los primeros años puesto que es hasta los ocho años de edad aproximadamente cuando se establecen las conexiones cerebrales, las cuales, si no se han formado antes de esa edad ya no podrán existir jamás. 
  5. Los niños deben ser educados en el concepto de esfuerzo, pero sin hacer difícil lo fácil.  Puede ser igual de entretenido aprender a tocar el piano que aprender a saltar a la pata coja. 
  6. Una educación estimulante lo único que tiene que garantizar es que en el entorno del niño haya suficientes estímulos para que el niño aprenda jugando y se aliente el funcionamiento de las conexiones cerebrales.
  7. No existe el riesgo de que el niño quede saturado por una exposición de estímulos cuando éstos los puede manejar.
  8. En cambio, sí se pueden generar consecuencias nocivas a raíz de una sobreestimulación que, de forma sistemática, exija al niño más de los que puede dar. 
  9. Pero eso no es un problema de estímulos, sino de exigencias: hay que exigir a cada niño lo que pueda dar sin frustrarle por no poder alcanzar unos objetivos demasiado ambiciosos. 
  10. El niño debe vivir en un ambiente de confianza que valore su esfuerzo para que consiga el mayor nivel posible de autoestima.
  11. El éxito en la enseñanza no se basa exclusivamente en los materiales innovadores, la metodología fascinante, o el derroche de imaginación y trabajo; la mayoría de las veces las cosas son mucho más sencillas y simplemente hace falta poner emoción en lo que hacemos, en hacer de las cosas algo nuestro, algo de lo que no podamos sentirnos ajenos, creer en nosotros mismos y en nuestros actos.

 


EL JUEGO Y LOS JUGUETES

El juego y los juguetes

El juego y el juguete proporcionan una forma de exploración impresionante para aprender conceptos cognitivos, desarrollarse emocional y socialmente. Permiten una adaptación esencial a la vida psicológica y social, aunque estas aproximaciones sean simbólicas, imaginativas, de dimensión mental. Se debe:

  • Poner a disposición del niño los elementos básicos que permiten enriquecer esas funciones. 
  • Con los juguetes se exploran una diversidad de temas relacionados con la realidad. El niño participa así de la cultura. 
  • Cada juguete, cada juego, le orientan hacia determinados temas. La elección del juguete se debe basar en función del desarrollo personal.
  • Con su elección hay que tener presente el momento evolutivo del niño, valorando las capacidades que desarrollará, la afectividad que mueve, las actitudes que aprende, los comportamientos que desarrolla. 
  • Tiene pues que interesar y motivar. Deben ser simples en su mecánica y ricos en complejidad mental, social y comunicativa. 

Para Huizingan, "la civilización se inicia y viene a ser un juego". Es descarga de tensión. Es socialización, encuentro, lenguaje, afectividad, aprendizaje... Ayudan al desarrollo de la personalidad integral.

Elegir los juguetes
No elijas el juguete del niño que tú llevas dentro sino del correspndiente a tu hijo.

Consejos coherentes:

Observa el momento evolutivo del niño.

  1. Si puedes, compra juguetes educativos ya estudiados desde el punto de vista de su dimensión cognitiva, social y afectiva.
  2. No adquieras aquellos que estén en tu personalidad de padre (o del niño que fuiste); es decir, respete el gusto de tu hijo.
  3. No llenes su vida de numerosos juguetes. Los niños son austeros por naturaleza. Aprecian más sus propios juegos y juguetes.
  4. El excesos enturbia la discriminación, promociona la hipeactividad, el déficit atencional, y no educan.
  5. Los juguetes y los juegos no son neutros, cada uno de ellos introduce algo en el universo de la infancia, la niñez y la adolescencia.
  6. Se crítico con la publicidad y analiza lo que te ofrecen.
  7. Tu hijo ahora depende de ti.

 


TALLERES PRÁCTICOS: “CÓMO ESTUDIAR CON LOS HIJOS”

AYUDAR A LOS HIJOS EN LAS TAREAS COTIDIANAS DEL ESTUDIO -vídeo-

Estudiar con los hijos
Ayuda a tu hijo a estudiar de verdad

Trabajar con los padres y/o los alumnos en la consulta es posible ya que disponemos de espacio tanto individual como para pequeño grupo de personas, o en el centro educativo, o a través de las AMPA unos talleres prácticos sobre: Cómo estudiar con los hijos”.      

 

Convocamos a los padres a unas sesiones y tratamos con ellos cómo apoyar a los hijos desde casa en el estudio diario de la forma más eficaz; y con los hijos, trataremos un programa completo según sus necesidades sobre “Técnicas y hábitos de estudio”.      

 

Estos talleres van dirigido a aquellas personas que lo deseen, sin importar el curso donde estén sus hijos, aunque el enfoque estará dirigido desde 3º Ciclo de Primaria, ESO, e incluso Bachillerato y Ciclos Formativos.

 

Los desarrollaremos con dos posibilidades: presencial y/o Online (esta última está en fase de desarrollo)    

 

Píde información, y si te interesa iremos creando grupos de un máximo de 10 a 15 personas

 

(Tenemos la posibilidad de hacer la convocatoria en el colegio)

 

EL METODO SISTEMATICO (Serie "Ayuda a tu hijo en el estudio") -Video-

EL ESQUEMA (Serie "Ayuda a tu hijo en el estudio") -vídeo-

PROGRAMA DE AYUDA EN LA COMPRENSIÓN LECTORA (Serie "Ayuda a tu hijo en el estudio")


EDUCAR A NUESTROS HIJOS Y CRECER EN LA AUTOESTIMA (Escuela de Padres)

Autoestima
La autoestima es el pilar de la personalidad

EDUCAR

   En nuestra sociedad sentirnos seguros y con una cierta estima positiva con relación a los demás resulta vital para las personas. Esta es la importancia de la autoestima.

 

  Nuestros hijos dependen en su desarrollo de cómo les vemos desde fuera y de cómo se ven ellos desde su interior. La autoestima es el motor del comportamiento, de las actitudes y de los pensamientos.

 

   En la etapa infantil (0-6 años) se establecen los pilares básicos de la estima con los reclamos presentes en las llamadas de atención, la sensibilidad afectividad, y los interés para que los demás nos fijemos en ellos.

 

   La autoestima la definimos como la valoración que nuestro hijo/a hace de sí mismo/a. Esa interiorización repercute en el comportamiento y los pensamientos. Cuando ese aprecio es positivo estamos ante una autoestima también positiva, y ellos y ellas se comportarán y pensarán con confianza y seguridad:

 

Yo puedo (…) Soy capaz (…) Quiero...

 

   Si es negativa el psiquismo interior queda minado por el negativismo, base del fracaso:

 

No soy capaz (…) No puedo (…) No quiero (…)

 

  Esta es la importancia de la autoestima positiva.

 

Autoestima
Valora a los demás

¿CÓMO HACERLO?

  Hay que motivar y potenciar las cualidades o virtudes que el otro posee (generar confianza, hacerles ver que pueden o que en otras ocasiones lo consiguieron…).

 

  Hay que huir de proyectar valoraciones negativas (verbalizaciones humillantes, continuas negaciones que demuestres inutilidad, presiones innecesarias…).

 

  Si tenemos que corregir hay que hacerlo evitando destruirles. No es lo mismo decir ("Eres un inútil") que decirle ( "Intenta hacerlo así...").

 

  Hay que reconocer los méritos, animando y sin adular... Hay que estimular en positivo ( "¡Aunque te cueste puedes!...").

 

  De esta forma podemos ir construyendo un clima sereno y confiado. Es básico que los padres favorezcan una comunicación abierta en el sentido que crezcan bajo un clima de comprensión, de sinceridad y cordialidad. Sólo bajo el signo de la felicidad y el equilibrio es posible el universo de la autoestima positiva.

 

  Es responsabilidad de los padres crear un clima donde impere el buen criterio para que los hijos además de ser educados bajo el techo de la afectividad sean también responsables de sus actos, pero, creciendo en equilibrio consigo mismo y los demás.

 

  La autoestima es un eco interior que nos guía a través de la vida a sabiendas de que nos debemos respeto y amor. 

 

(Todo niño recién nacido viene a este mundo

para ser príncipe o princesa. Por desgracia, las experiencias

infantiles pueden actuar

como un maleficio

y convertir a algunos en sapos .

Carmen Larran y Rafael Sáez)

 

   Acaricia a tu hijo pequeño. Cógelo en brazos. Muéstrale tu cariño piel a piel...

Emplea tonos de voz y palabras positivas para alabar lo que hace.

 

   Educa lo que no está bien, pero, no estés continuamente en un plan negativo: ( — ¡No!, ¡no!...) ¡Controla tus nervios!, máxime con niños en edades muy tiernas, que no te afecte ni tus relaciones negativas de pareja, ni tu mundo laborar difícil, ni situaciones como las económicas o las emocionales, etcétera (… ) Intenta separar las cosas (…).

 

  Acude al valor de la sonrisa y exprésales cuanto te agrada estar con ellos. ¡Cuánto valoras lo que son! (…) Un abrazo es un estupendo regalo! (…) Que sienta que son lo mejor del mundo (…).

 

  Esto no significa que no tengamos que ser objetivos al indicarles cuales son sus virtudes y cuales sus limitaciones. De lo que hablamos es del afecto, del amor con que educamos, con la delicadeza con la que decimos las cosas, incluso aquella que resaltan los defectos para traducirlas en virtudes…

 

—¡Eres valioso! Inténtalo de nuevo. Yo te ayudaré. No te preocupes son cosas que pasan (...)

Adolescentes
Dibujo: Mariano González

LOS ADOLESCENTES

   Los adolescentes nutren su autoestima con las ideas de sus iguales. Sé sensible hacia sus amistades. A veces fuman porque hay amigos que lo hacen. A veces tienen unas ideas porque también sus amistades la tienen (... ) ¡Y es porque no pueden vivir solos en el mundo! No los critiques por cualquier cosa intrascendente (...) Si quiere corregir algo hazlo desde la comprensión y el diálogo...

 

— ¡Me pongo en tu lugar y luego tú en el mío!...Nunca te gritaré. Ni discutiré contigo vanamente dialogaré, me comunicaré

 

   El éxito o el fracaso se relacionan con la confianza que tenemos en nosotros mismos.

   La autoestima se fragua en el medio familiar; luego es el colegio se confirma o se niega esa vivencia psicológica básica, poniéndose en juego el valor de la propia competencia frente a los iguales; son los amigos los que terminan de conformar la autoestima.

 

¡Eres genia!
Acaria al otro psicológicamente

EL MILAGRO DE LAS CARICIAS PSICOLÓGICAS

   No queramos para el otro lo que rechazamos para nosotros. Las caricias son los “ladrillos” del edificio de la autoestima. Y frente a las caricias físicas están las caricias psicológicas que son las palabras.

 

  Sé positivo; objetivo, pero, positivo. No descalifiques ni critiques con las palabras a aquellos que te rodean. Esto no quiere decir que no podamos educar. Pero hay que hacerlo con objetividad; no a través de humillar y degradar; no a través de rebajar al otro, y, dejarle sobre los interiores de su alma la idea de la ineptitud, de la inutilidad, de la torpeza...

 

  Cuando nuestra actitud en las palabras que usamos empleamos las caricias negativas:

 

—“Te dije un millón de veces que no lo hicieras; eres un inútil...”

 

   Estamos así despojando a un ser humano de su identidad y psicológicamente lo estamos destruyendo. ¿Qué camino crees que tomará?: ¡imprevisible!..

 

   No decimos que no eduques con objetividad; decimos que la educación la podemos lograr usando caricias psicológicas positivas. Con palabras que ayuden al otro a sentirse bien, que le haga pensar que es importante aunque se confunda, aunque de vez en cuando lo haga mal, o muchas veces y aunque sea torpe de verdad; y aunque nos haga sufrir.

 

  Sé siempre constructivo. Valora al otro con justicia tal y como te gustaría que lo hicieran contigo.

 

—Sé lo mucho que te tienes que esforzar y lo que te cuesta, pero, lo lograrás. Por eso me alegro de que seas mi hijo.

 

  Los seres humanos nos construimos con referencia a los demás; en referencia al reconocimiento que nos tienen; al aprecio y el afecto que recibimos. La familia es el lugar primero donde el andamio de la autoestima se hace. Luego vendrá la escuela y los amigos. Pero, la referencia básica es la familia...

Talleres

   Trabajar con los padres y/o los alumnos en la consulta es posible ya que disponemos de espacio tanto individual como para pequeño grupo de personas, o en el centro educativo, o a través de las AMPA unos talleres prácticos sobre:“Educar y crecer en la autoestima”.      

 

   Lo desarrollaremos con dos posibilidades: presencial y/o online (esta última está en fase de desarrollo)    

 

   Píde información, y si te interesa iremos creando grupos de un máximo de 10 a 15 personas

 

   (Tenemos la posibilidad de hacer la convocatoria en el colegio)

 

 

 

Volver al índice general


Evalúa a los niños de 9 a 12 meses y estimula sus capacidades.

Propuestas para evaluar y estimular a los niños pequeños

Estimulación temprana
Estimula al niño de 9 a 12 meses

ALGUNAS CARACTERISTICAS DE LA EDAD DE 9 A 12 MESES

   Estamos en una fase del desarrollo y la maduración en la que el niño se empeña en consolidar los aprendizajes adquiridos en los meses anteriores, a un nivel muy psicomotor. Pero ahora se incrementa la complejidad de los mismo, ya que tiene mayor facilidad de explorar el espacio y los objetos próximos a su cuerpo.


   Con el inicio de la marcha, o con la actividad del gateo, o en el ir y venir ayudado por el adulto, el niño comienza una exploración del medio que le rodea de una riqueza extraordinaria para la estimulación del cerebro, o lo que es lo mismo de sus capacidades mentales.


   La curiosidad se incrementa y es casi insaciable, su cerebro está deseoso de experimentar con elementos del medio que le estimulen todos los sentidos.


   Se nos muestra como un pequeño “devorador” muy persistente en la búsqueda de experiencias sensitivas nuevas. Por ejemplo: todo lo que implique aparición y desaparición resulta de mucho interés en sus juegos, busca todo con deleite, se le observa cada vez más autónomo e independiente.


   Su sentido coordinativo le lleva a beber de una taza sin derramar su contenido. Da y recibe objetos. Emite algunas palabras (3 o más). Se orienta hacia los objetos escondidos. Logra dar sus primeros pasos con ayuda. Consigue estar arrodillado. Utiliza la pinza superior. Hay pues que estar muy atentos a todo lo que es actividad motora.

CUESTIONARIO DE EVALUACIÓN DEL DESARROLLO

COMPORTAMIENTOS (El niño de los 9 a los 12 meses)

Evaluación de algunos comportamientos característicos. Entre el 9º y el 12º mes el niño debe haber logrado la mayoría de las conductas que describimos seguidamente.

©José Francisco González Ramírez 

CUESTIONARIO:

Si No En desarrollo 1: Presta atención y escucha de los cantos los tonos

Si No En desarrollo 2: Claramente reconoce la voz de personas familiares

Si No En desarrollo 3: Es capaz de reconocer y localizar la dirección donde se produce un sonido

Si No En desarrollo 4: Pronuncia a su manera palabras con dos sílabas (p.e. mamá, papá, tata...)

Si No En desarrollo 5: Juega con cadenas de sonidos con ritmo y entonando (consonantes/vocal)

Si No En desarrollo 6: Reconoce y explora las dimensiones de los objetos.

Si No En desarrollo 7: Aplaude, hace movimientos de adiós

Si No En desarrollo 8: Es capaz de seguir instrucciones sencillas

Si No En desarrollo 9: Reconoce a las personas conocidas y extiende las manos

Si No En desarrollo 10: Inicia el juego y juega con los adultos

Si No En desarrollo 11: Tiene sentido de lo posesivo

Si No En desarrollo 12: Golpea los objetos, los deja caer, los recoge, los explora

Si No En desarrollo 13: Maneja objetos, suelta uno y coge otro

Si No En desarrollo 14: Maneja objetos, coge dos y observa a un tercero

Si No En desarrollo 15: Sujeta el biberón con las manos

Si No En desarrollo 16: Lleva los alimentos a su boca

Si No En desarrollo 17: Presiona con el pulga y el índice

Si No En desarrollo 18: Pasa los objetos de una mano a otra

Si No En desarrollo 19: Gatea

Si No En desarrollo 20: Con apoyo se sostiene de pie

Si No En desarrollo 21: Sentado se sostiene sin apoyo

Si No En desarrollo 22: Se arrastra sobre su abdomen

Si No En desarrollo 23: A los doce meses puede haber iniciado la marcha

Si No En desarrollo 24: En posición boca-abajo gira hasta ponerse boca-arriba y al revés

 

Puntuación:

Si = [2] No= [0] En desarrollo= [1]

Pt=Puntuación Total (Suma de todos los puntos obtenidos: [       ]

Puntuación en % (P%)= 2,08xPt [   ] = [     ]%

 

Interpretación: (%)

0-35: Hay que estimular el desarrollo y la maduración del niño necesariamente.

35-45: Su desarrollo entra dentro de lo normal, pero bajo, hay que estimular.

45-55: Tenemos un desarrollo madurativo normal de tipo medio.

55-75: Tenemos un desarrollo medio alto.

75-100: El niño se desarrolla madurativamente con normalidad de modo alto.

Registro en Safe Creative Código: 1102158504405 Fecha 15-feb-2011 21:02 UTC