Encontrarás la piedra filosofal cuando

la cosas sucias de este mundo se conviertan

bajo tus pies en hermosas flores.

José Francisco González

Narrativa corta y poemas

Me gustan las historias breves, y la poesía, por lo que en este espacio te invito a vivir esta hobby, si quieres puedes participar a través de las entradas del blog. Escribir es una terapia magnífica que nos modifica y mejora.

Las profundidades de Visel

Diosa
Visel (obra digital propia)

 

 

 

DIOSA

Cuando la diosa del amor

venga a mi aventurado pecho

y sus alas estén en mí ancladas

con los sueños hilando dulces perfumes,

y en sus cuadros me represente

con los colores del crepúsculo.

Cuando tú vengas a mi corazón dilatado,

como las flores formando nubes perfumadas,

y entres en mi para siempre, entonces

yo descansaré sobre tu pecho

eternamente enamorado.

 

© Poema propio (2009)

Sensaciones - Mar

Poema a Alfonsina
Obra digital propia (2009)

Soy del mar: ¡los ojos de tu mirar!,

garras del oleaje, lágrimas de aquel extraño pesar,

agua que cubre tu corazón rendido de un raro rodar.

 

Presa estás tú aquí en mi pecho blando:

acuático, frío, húmedo, ¡oh mujer!

Cedo mi furia, ¡que se trague al mundo!,

te dono mi cólera, la brisa de aquel solitario bramar.

 

¡Oh!, odios de rosas suaves de una espina vulgar,

que clava en su propia herida, fatigada de ser rosa

de un triste rosal: ¿quién eres?, ¡cólera y rabia solar!

 

¡Mírame y siente que nada puede tragarse

el agua sedienta de tu dulce llorar!,

¡oh!, mar soy; y tú eres pequeña y vulgar,

yo gigante océano de no ser agua veraz.

 

Espuma blanca, roca pertinaz: sueños de sueños,

humildad que vence la soberbia de no ir más allá.

Yo, tu mar, cobré tu vida, para no dejarte nunca jamás..

 

(c) poema propio 2011

La inspiración que siempre es sanación

Imagen propia (composición digital)
Imagen propia (composición digital)

Me he llenado de sensaciones. Te escribo estas palabras desde mi interior lluvioso: ¡gracias!, por tu sensibilidad. Me enamoré de la música del piano de Chopin, cuando conocí su casa, en Palma de Mallorca, adonde él iba junto a George Sand: su amor, ella, que era una escritora liberal y abierta para su época. Esto es lo que te escribí mientras escuchaba "Nocturno", música llena de notas asombrosas, de un piano leve, eterno y, leía los versos bellísimos de Victor Hugo:

 

"Te deseo"...

 

Querida amiga, tengo todo el tiempo del mundo para mirarme hacia adentro, mientras tú con tus pinceles pintas, y te recreas, proyectándote en las luces del lienzo, que por eso te pusieron un nombre luminoso: Clara. Claridad, como la luz del día, como la luz del sol y de las estrellas, como todo lo que luce y no es sombra ni oscuridad. El romanticismo es tan adolescente, tan rebelde, tan..., ¡tan misterioso y radical!..

 

Escucho la música que me has enviado envuelta en las palabras de Víctor Hugo y me acuerdo de ti y del misterio de nuestro encuentro: 

 

“Te deseo”…

 

Te deseo piano sabroso de música triste y pausada, imaginación que vuelas y viertes alguna que otra lágrima al correr por las mejillas. A ese árbol que siempre nos cobija bajo su sombra. Si pudiera amar: ¡amaría!; si pudiera ser amado siquiera como las piedras que circulan en la orilla de la mar rodadas por tantas olas que la empujan…, y

 

…amaría… amaría... amaría...

 

…y mecerme entre los caprichos de tus manos sensibles y amorosas: me dejaría morir, me dejaría matar, y no guardaría ninguna rencor, ninguna desesperanza. Me olvidaría dulcemente, como la música de este piano cálido y eterno se pierde para siempre.

 

La sonrisa de mis labios se ha abierto, he visto la luz, la dulce claridad de la aurora boreal, descubrí como un niño inocente la alegría. Has encontrado en la distancia a un ser infeliz que vaga sobre la sombra incierta de un capricho, tan lejos de su hogar verdadero, tan lejos de la distancia de una mano...

 

claridad que nada empañas.

 

Me he vertido por el mundo.He renunciado a todo por amor.Por amor al viento y a las flores eternas y bellas, por amor a los animales silenciosos, infelices, por nuestra causa, y he escuchado la música de los pájaros en la madrugada dorada de los soles estelares, que, en sus danzares te hacen sentir: “bien por nada”.

 

Claridad que todo alumbras, de la vida y de la nada. Aquí me tienes escuchando la música de un piano triste y pleno, como yo, que estoy hecho de la materia de los árboles, y paso por la vida como una hoja movida por el viento para caer al lecho de la tierra y pudrirme para que otra vida me disfrute, como yo he disfrutado del amado sol que nos alumbra.

 

Claridad que a todo llegas. Amor que no para de inundarme. Soplo de vida en mis pulmones. Comenzar de nuevo en el camino solitario y olvidado…

 

Claridad que a todo llega…2011

 

(c)Poema narrativo propio

 

Alta confiablidad
AC narrativa propia

 

 

 

CONFIABILIDAD

 

Era aún muy de madrugada cuando Gary Born Key

se empleaba afanosamente en dar con la solución

de aquella maldita ecuación...(sigue leyendo)

 

 

 

Entra en mi espacio narrativo haciendo ¡clic! aquí

La última historia de Jonás
Cuento propio (c)

 

 

LA ÚLTIMA HISTORIA DE JONÁS

Me llamo Jonás, abro los ojos en medio de la oscuridad de la noche, y escucho en el silencio al viejo reloj de bolsillo que perteneció a mi abuelo querido, un hombre cabal donde los hubiera. Permanezco ensimismado ante aquel «tic-tac» como si la propia vacuidad del tiempo me tragara...(...)


Sigue leyendo


POESIA GRAFICA

Poesía gráfica
Poesía GRAFICA