LA MAGIA DE 60 MINUTOS EN 6 SESIONES DE PSICO-COACHING

Entrevista

psicología, coaching, coach, Psicólogo coach, proceso coaching, sesiones coaching, coaching educativo, psicología coaching, gestión emocional, desarrollo personal, pnl, consulta coaching

"Juan y María opinan sobre las sesiones de psico-COACHING"

Juan y María son una pareja joven, gente sencilla, tienen una vida en común satisfactoria y aunque a diario no hacen cosas extraordinarias tratan de llevar adelante sus vidas y a dos hijos tratando de ser lo más felices que pueden, eso sí,  están llenos de ilusiones y proyectos.

Juan es un tipo optimista, de mediana edad y bastante emprendedor.  ¿Cómo te sientes de satisfecho en la vida? 

Me siento bien pero nunca descarto cambiar y mejorar tanto en el plano personal como laboral y familiar. Tengo un trabajo que me gusta, una familia fantástica y muchos amigos, pero aunque sea así, en unas sesiones de psico-coaching , que hicimos hace unos meses mi mujer y yo,  con un profesional  experto en psicología coaching, eso es importante decirlo, con alguien cualificado, descubrimos  que gracias a nuestras potencialidades y  mirando al futuro logramos nuevos objetivos y metas, mejoramos en lo que nos propusimos, evidentemente mediante la acción y bajo nuestra responsabilidad, a una vida cada vez más plena y satisfactoria, algo muy importante para un tiempo tan complejo como el que vivimos hoy en día.

 

Así que María y yo nos marcamos en las diversas sesiones de psico-coaching objetivos  específicos y realistas,  en aspectos importantes de nuestras vidas, hicimos nuestros planes de acción y la conclusión a la que ambos llegamos es que merece la pena. Si verdaderamente hay ganas de cambiar, intención  de actuar, pensar de una forma  diferente, más creativa y eficaz y llegar a un cierto equilibrio emocional, se puede conseguir con esta metodología, paso a paso, todo lo que se desee, por uno mismo. 

 

Es verdad que generalmente las personas partimos de un momento actual realista y a veces no muy positivo pero para eso vale un proceso de psico-coaching: se abre un nuevo camino de cambio y mejora: si concebimos y  actuamos con decisión y nos proponemos, con propósito firme, cumplir nuestro ideal, nuestros sueños.  En este camino de cambio se abre una brecha, una distancia espacial y temporal entre donde estoy y donde quiero estar. Ahí, en ese movimiento entre donde estoy ahora y donde quiero estar se nos presenta un universo de posibilidades y en ello hay una posibilidad real de cambio, pero es necesario una acción determinada y firme por nuestra parte que no lleve de verdad a hacerlo, por eso lograr nuestros objetivos de una manera  eficaz hacia el futuro depende de nosotros mismo y de nadie más.

Juan, te veo muy optimista, ¿a vosotros os ha funcionado?

A nosotros, y hablo ahora por mí y también me atrevo a decir que es lo mismo para María, nos funciona y nos seguirá funcionando.

 

María es una mujer moderna, muy activa, que se cuida, que le gusta divertirse, que ama a sus hijos y le gusta su trabajo. Ahora mira de reojillo a Juan a quién da un beso. 

María: ¿En esas sesiones de psico-coaching  aprendisteis un estilo de ser padre y madre más eficaz para apoyar en la educación y el desarrollo de vuestros hijos?

Bueno eso es una cuestión que me preocupaba muchísimo, ya sabes cómo está la educación en nuestro país, la enorme cantidad de responsabilidades que tienen nuestros hijos en los colegios, con sus deberes en muchas ocasiones excesivos, las horas que dedican al aprendizaje y la asimilación de contenidos, las extra-escolares (...) pero sin olvidar lo esencial que resulta que aprendan a gestionar sus emociones, la socialización y comunicación con sus iguales, el uso inteligente de la tecnología de la información y la comunicación (TIC), saber resolver los conflictos por ellos mismos cuando se les presenten en cualquier contexto, etcétera, eso me provocaba cierta inquietud, es verdad.

 

Me intranquilizaba como madre, también a Juan como padre, pensar que teníamos que estar continuamente encima de ellos, incluso a veces  ocupando, no se si decir "usurpando" sus funciones, siendo a veces autoritarios en las exigencias, pensábamos que eso no era conveniente y que resultaría al final anti-educativo para nuestros hijos y a la larga perjudicial.

 

La psicología coaching de ámbito educativo tiene una metodología clara al respecto de la manera en que los padres debemos acompañar a los hijos, donde queda excluido eso de que les hagamos las cosas o los sustituyamos en sus funciones, tampoco que seamos autoritarios e impositivos sino que se les debe facilitar el aprendizaje, por ejemplo mediante el modelo -modelado-,  apoyarles en la medida que se pueda,  sugiriendo caminos posibles para que desarrollen el propio potencial y la personalidad que les es natural, por supuesto, acompañarles de manera empática no significa sustituirlos, para nada. 

Muy interesante lo que cuentas. ¿Cómo les acompañáis vosotros?

Es muy importante que los hijos aprendan a marcarse sus propias metas y objetivos en cualquier esfera de sus vidas, que esos objetivo sepan diseñarlos ellos mismos y que les sean alcanzables, que  las cosas la realicen en un plazo de tiempo razonable, a veces breve, para obtener resultados tanto académicos como  personales visiblemente extraordinarios tanto  en el estilo de aprender lo que les toca a su edad, de enfocar la tareas del aula y casa, de gestionar sus tiempos de dedicación al estudio o el ocio, a su desarrollo personal-social, de forma equilibrada...

 

Desde hace algún tiempo Juan y yo nos hemos propuesto cumplir estas funciones con nuestros hijos, también centrarnos nosotros como pareja, nos va de maravilla, los cambios son evidentes y los resultados palpables y positivos.

Juan, parece que el Pisco-Coaching  tuviera algo de mágico, ¿es así?

Pues no diría rotundamente que no porque la magia la llevamos cada uno de nosotros dentro  y verdaderamente eso es muy revolucionario. Lo es cuando somos conscientes de cómo pensamos, sentimos  y actuamos, me parece mágico que por nuestros propios medios y siendo como somos los más expertos en nosotros mismos, de verdad, lleguemos al logro de metas positivas y cambiemos a mejor,  eso es mirar al futuro sin miedo y con confianza, eso es posible  estableciendo planes de acciones que nos lleven a otros puertos. 

 

Si se quiere, de verdad, se puede, de una manera sencilla y realista.  Eso es lo que se logra con un proceso de psicología coaching, que no deja de ser simplemente una psicología práctica no clínica o psicopatológica, eso es otra cosa.

 

Si a eso lo llamamos magia, pues la verdad es que sí, la magia existe, con esta metodología se logran resultados en un tiempo récord, podemos contemplarnos en otros planos de la vida más optimista, de bienestar y salud.

María, tu esposo habla como si este proceso coaching fuera la panacea, ¿es así?

Bueno si hablas con un experto en psicología coaching te dirá que todo está en nosotros, que los sueños son posibles  lograrlos siempre que nos pongamos en marcha en el camino del cambio y reconozcamos en nosotros todo  el potencial que tenemos. El psicólogo coach experto en coaching nos ayuda y facilita a esa nueva toma de consciencia que es también  una manifestación profunda de nuestro ser, claro que sí

 

Se les hace tarde porque tienen que ir al colegio a recoger a sus dos pequeños, así que les dejo y me quedo con la curiosidad de saber más sobre esta especie de varita mágica y que no es mágica pero sí una posibilidad de mejorar si uno se pone esos seis pares de zapatos para la acción de las que nos habla el psicólogo Edward de Bono y que ha llegado para quedarse en esta familia.

 

José Francisco González Ramírez

Psicólogo educativo expertos en coaching

Psicólogo General  Sanitario

PsicoGrafólogo

Contacto:

www.alcalapsicoconsultas.com

www.josefranciscogonzalez.com