Psicología - Grafología

Boletín de noticias

Foro de grafología
Foro de grafología
A_escritores
A_escritores

Escucha en RADIO SAPIENS el programa Salud Mental, los domingos a partir de las 20 horas. Te espero.

 

lun

23

may

2011

GRAFOLOGÍA Y CONCIENCIA FONOLÓGICA

Grafología y lenguaje
El otro factor: el lenguaje

He venido en otras entradas de «Sencillez&Orde» hablando del aspecto motor y neurológico de la escritura; o dicho de otra forma del «cerebro» y la «mano»: ¿pero qué pasa con la palabra? Es decir, lo que hace verdaderamente cognitivo a la escritura es el tercer factor: el lenguaje.

Lingüistas y psicólogos siempre han tratado de ver si el lenguaje es lo mismo que el pensamiento, o no. Cuando un niño escribe con cierto automatismo, o simplemente está en el inicio del proceso de la «lectoescritura» la conciencia fonológica ha experimentado un desarrollo ingente desde que comenzara el aprendizaje del lenguaje hablado en las edades más tiernas de la infancia.

En principio, el niño «escucha-oye» sonidos; es decir, sílabas unidas que producen palabras. Esos estímulos se integran en las áreas cerebrales del lenguaje asociados a su significado. Por ejemplo, ve una pelota y la gente de alrededor se refiera a ella con la palabra «pe-lo-ta» (dentro, por supuesto, de un discurso gramatical y textual más amplio) y así sucede con todos los elementos que componen una lengua.

El niño integra en su corteza cerebral un mapa neurológico de redes con esos significados, de tal modo que antes de «hablar» «comprende»; o mejor dicho, empieza comprendiendo antes que hablando. Por eso los padres dicen muchas veces de su hijo que no habla cuando debiera hacerlo pero lo entiende todo; y es verdad, si el niño entiende antes de hablar es que todo va de maravilla, y aquí no pasa nada serio…

El aprendizaje del habla tiene por supuesto ese antecedente. Hablar supone un esfuerzo mayor de integración que la de «comprender» porque los órganos de fonación deben haber madurado lo suficiente como para que se puedan articular palabras, y eso es un proceso de coordinación muy complejo. Finalmente, el niño por procesos imitativos de la gente de su alrededor asocia los sonidos con su articulación y significado, por lo que ya puede ir expresando sus pensamientos a través de las palabras que emite. 

 

Grafologia y lenguaje
El cerebro crea mapas neurolingüisticos a los que se integra la escritura

Bueno, cualquier experto lingüista o logopeda dirá que es mucho más complejo que esto, que la adquisición de la «conciencia fonológica» es un logro realmente muy complicado. Pero para nosotros que somos grafólogos nos entendemos bien al decir que la otra forma de «soltar» esos sonidos hacia fuera es escribiéndolos, pero para eso tenemos que reconocerlos en sus formas no auditivas sino visuales: dibujos ( o fonemas, sílabas y palabras): por eso antes se lee que se escribe…

Ya se sabe que hay una actividad psicomotora previa para asimilar los patrones de las letras, las sílabas y las palabras que tienen que ver con la lateralización, la imagen corporal, la psicomotricidad fina y gruesa, etc., y que esas formas luego se tienen que proyectar motrizmente en los trazos que forman las palabras escritas. Así que un niño de cuatro a cinco o seis años que está aprendiendo la «lectoescritura» propiamente ya es un experto maduro sofisticado en los procesos lingüísticos.

La escritura se inunda y se confunde precisamente con ello. Es decir, que cuando un niño escribe con cierto automatismo motriz y expresivo, su escritura se mueve en lo más sofisticado de las «capacidades cognitivas» humanas; y claro, ni hablamos ni escribimos ni pensamos sin que en eso procesos y funciones no estén calados por la emociones, los sentimientos, la actitudes, el temperamento, el carácter, los rasgos de la personalidad...

En grafología esto lo debemos tenerlo muy claro.

La escritura es un aprendizaje que llega cuando la mente está cognitiva y neuronalmente muy desarrollada, pero sin esa maduración y ese desarrollo un aprendizaje como el de escribir no se podría dar jamás. La escritura toca pues el centro de la mente. 

 

Dos vídeos relacionados con el lenguaje muy interesantes

El nacimiento de una palabra: Deb Roy TED.com Investigador del MIT Deb Roy quería entender cómo su hijo pequeño aprendió el lenguaje - por lo que cableó su casa con cámaras de vídeo para capturar cada momento (sin excepciones) del hijo de su vida, entonces se recogen y analizan 90.000 horas de vídeo tomados en su casa para ver como la guturación "GAAAA" poco a poco se convierten en "agua". Asombroso esta observación realizada con la más puntera tecnología, rico en datos de investigación con profundas implicaciones para la manera de aprender que tenemos una lengua. (Grabado en TED 2011, marzo de 2011, en Long Beach, California.)

 

http://blog.ted.com/2011/03/10/deb-roy/

Patricia Kuhl: La genialidad lingüística de los bebés En TEDxRainier Patricia Kuhl comparte unos hallazgos sorprendentes acerca de la forma en que los bebés aprenden un lenguaje escuchando a los humanos alrededor suyo y "tomando estadísticas" de los sonidos que necesitan conocer. Ingeniosos experimentos de laboratorio (y escaneos cerebrales) muestran cómo los bebés de 6 meses utilizan raciocinio sofisticado para entender su mundo.

 


http://www.ted.com/talks/lang/eng/patricia_kuhl_the_linguistic_genius_of_babies.html

Escribir comentario

Comentarios: 0

  • loading